miércoles, 8 de agosto de 2012

Al final, lo que realmente cuenta es lo que hacemos

 
De buenas intenciones está empedrado el infierno, hemos oído decir muchas veces. Y es totalmente cierto. Podemos saber, podemos ser plenamente conscientes de, podemos hasta tener un montón de teorías muy bonitas sobre lo que debemos hacer y no hacemos (o viceversa), pero todo ese conocimiento de nada nos servirá si no actuamos. O tal vez sí, pero sólo para sentirnos temporalmente mejor con el insight, con la luz  que nos ilumina por unos instantes fugaces (“ajá, entonces era eso!” o “ahora comprendo” o “esto es justo lo que me pasa”, etc.) y/o para autoengañarnos a nosotros mismos pensando que algún día lo haremos y así eliminar remordimientos o culpas. Es como cuando leemos un libro de autoayuda, nos gusta mucho, nos hace sentir mejor pero… después todo sigue igual, ¿por qué? Pues porque no hemos hecho nada, nos hemos limitado a leer y recrearnos en unas frases muy bonitas pero luego el libro se ha quedado olvidado en un rincón de nuestras estanterías y no hemos puesto en práctica ni uno solo de sus consejos.

Entonces, muy bien, ahora ya lo sabes (lo que sea que tengas que saber, que el tabaco provoca cáncer o que deberías hacer X o Y) pero ¿qué vas a hacer? Tienes muy buenas intenciones, ideas muy claras, pensamientos muy profundos pero ¿vas a hacer algo? Si no lo haces, el resultado va a ser el mismo que si no supieras nada. Por más que pontifiquemos, al final lo único que realmente contará será aquello que seamos capaces de empezar y terminar. ¿Una perogrullada? Si, tal vez pero creo que es útil recordarlo.

Y terminaré con una frase  de Ernie J. Zelinski, de su (altamente) recomendable libro “101 cosas que ya sabes pero siempre olvidas”: el mundo necesita más gente que haga cosas en lugar de los que sólo saben cómo pueden hacerse y se limitan a hablar de ello.

Si sabes, por ejemplo, que fumar mata pero sigues fumando es igual que si no lo supieras. Y, personalmente, me da mucha rabia cuando alguien dice “sí, si, ya sé que lo debería hacer pero no sé por qué no lo consigo hacer”







 

No hay comentarios:

Publicar un comentario