lunes, 7 de mayo de 2012

Cómo hacer nuevos amigos y ampliar tu red social (I)


·      Conocer gente implica salir de la rutina, experimentar haciendo cosas nuevas, arriesgarse un poco… De lo contrario, nunca saldrás de tu círculo habitual de amistades –o de tu aislamiento-. No esperes a que la persona ideal llame a tu puerta y aparezca sin esfuerzo alguno por tu parte.

·      Un buen consejo para empezar, es que intentes pensar qué tipo de personas deseas encontrar (evitando, al mismo tiempo, expectativas rígidas de cómo deben ser los amigos). De todas maneras, no seas muy selectivo en los primeros momentos: conocer mucha gente te permitirá encontrar las personas que deseas.

·      Cuida tu apariencia. Arréglate lo mejor que puedas, intentando sentirte cómodo/a con la ropa que lleves, mirar a la cara, mantener una postura y movimientos relajados y sonreír. Y recuerda que el atractivo no reside exclusivamente en el cuerpo, sino en el “cuerpo actuando”, es decir, el atractivo es cuerpo + personalidad, el uno potencia al otro.

·      Cambia tu brújula: en lugar de orientarla hacia lo que los demás van a pensar de ti o en sí te van a rechazar, intenta adoptar una visión más “panorámica” que no sólo te abarque a ti sino que también incluya al otro/a y sus posibles necesidades, temores, etc. En lugar de centrarte únicamente en ser interesante, céntrate también en mostrar interés. Mira al otro en lugar de observarte únicamente a ti mismo/a. Demuestra interés sincero por los demás. Sé buen observador de las cosas que te gusten de los demás y díselas. Escúchales: hazles sentir que, cuando están contigo, son lo más importante.

·      Más importante que mantener una conversación interesante es saber escuchar. El buen conversador dedica más tiempo a escuchar que a hablar à procura que el otro hable, al menos, un 50 % del tiempo. Todos nos sentimos especiales cuando alguien nos transmite su interés sincero.

·      Intenta ver al otro/a como un ser humano como tú, no como un/a juez. Y si no le gustas, tampoco te vas a morir por ello, ya encontrarás otros/as más dispuestos/as a compartir cosas contigo, es sólo cuestión de tiempo encontrarle/s. A ti tampoco te gusta todo el mundo, ¿o sí? Considera el proceso de conocer gente como un experimento o una aventura, evita centrarte demasiado en los “resultados”.

·      Apúntate a grupos, cursos, organizaciones, etc. Cultiva tus aficiones y/o descubre otras nuevas. Aprende, mejora tus conocimientos, disfruta, comparte, comprométete, apasiónate. Si tienes inquietudes sociales, apúntate a alguna ONG, un partido político, un movimiento reivindicativo… Si quieres potenciar tu capacidad de expresión, apúntate a un taller de teatro, a un taller de escritura, a un curso de baile… Si no sabes adonde o con quién ir de vacaciones, apúntate a alguno de esos grupos que organizan estancias en una masía para disfrutar de la naturaleza y hacer actividades de crecimiento personal… Son muchas las actividades en las que puedes participar. Es tan sólo cuestión de buscar, de informarte, de salir de tu entorno habitual, de no tener prejuicios, de no pensar tanto en el qué dirán, de pensar menos y actuar más.

·      Pide a tus amigos que te presenten gente nueva.

·      Toma la iniciativa de quedar con la gente que te agrade. Cuando alguien te guste, pídele su número de teléfono y/o proponle algo, muéstrale tu interés, no desaproveches la oportunidad, no esperes a que sea el otro/a quien tome la iniciativa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario