lunes, 5 de diciembre de 2011

Profecías autorrealizadas

Una profecía autorrealizada es una predicción que, una vez formulada, es en sí misma la causa de que se haga realidad. O dicho en otras palabras es una definición falsa o deformada de una situación pero que promueve un comportamiento que la vuelve verdadera.
Ejemplo 1: Una persona tímida “predice” que si acude a una cena a la que le han invitado no despertará interés alguno o, incluso, le rechazarán porque le verán soso, aburrido y poco atractivo. Al acudir a la cena, con estas expectativas acentúa su timidez y se muestra poco hablador, rehúye el contacto e intenta pasar desapercibido. Es decir, se comporta “como si” su presencia fuera realmente poco grata para los demás. Como consecuencia de ello, los demás tampoco se acercan mucho a él (y si alguien lo intenta, él piensa que simplemente están intentando ser amables y se muestra desconfiado y reservado). De esta manera, ve confirmadas sus propias predicciones.
Ejemplo 2: Un estudiante piensa que, por más que se esfuerce, no va a ser capaz de aprobar estadística porque las mates se le dan muy mal. A consecuencia de ello, descuida el estudio de esta asignatura (en lugar de dedicarle más esfuerzo) y suspende.
Es un círculo vicioso que se alimenta a sí mismo. Una vez confirmada la predicción, uno queda atrapado en su propia trampa. La opción alternativa sería COMPORTARSE “COMO SI” fuera verdad justamente lo contrario. De esa manera, en el primer ejemplo la persona tímida se comportaría “como si” a los demás les agradara mucho su compañía, o sea se mostraría más relajado y más próximo a los demás. Y el estudiante inseguro “como si” fuera totalmente capaz de aprobar la asignatura, con lo cual estudiaría más y estaría más tranquilo y concentrado el día del examen. No estamos hablando de creer ingenuamente que podemos conseguir las cosas sólo con desearlas, pero sí que si uno cree que algo es posible moviliza fuerzas que le llevan en aquella dirección aumentando la probabilidad de un resultado positivo, y lo contrario si cree que no podrá.

1 comentario:

  1. Las profecías autorrealizadas son unos de los peores enemigos de la mente, aparte de los sesgos de atención, sesgos perceptivos y sesgos de la memoria.

    ResponderEliminar