jueves, 24 de mayo de 2012

El principio 80/20 o cómo lograr más con menos


S/ Richard Koch, autor del libro “El principio 80/20”, el 80 % de las consecuencias se originan en el 20 % de las causas o, lo que es lo mismo, el 80 % de los resultados que obtenemos proceden del 20 % de nuestros esfuerzos. Ejemplos:   1) Para la mayoría de empresas, el 80 % de los beneficios proceden del 20 % de sus clientes,       2) El 80 % de veces, nos ponemos sólo el 20 % de la ropa que tenemos (siempre la misma),       3) El 80 % de la “sustancia” de un libro puede encontrarse en el 20 % del texto

Entonces, si queremos lograr más con menos (frase de moda en tiempos de crisis), debemos identificar estas fuerzas o factores que componen ese 20 % esencial. A partir de ahí, podemos:   a) Intentar multiplicar ese 20 %,   b) Hacer más productivo el otro 80 % o simplemente eliminarlo o dejarlo de lado.

La pregunta básica es, pues: ¿qué 20 % conduce al 80 %?, ¿cuáles son las pocas contribuciones o causas fundamentales, en contraposición con las muchas triviales?

Se trata, en suma, de:

-     Buscar el atajo, en lugar de efectuar todo el recorrido.

-     Ser selectivo, en lugar de ser exhaustivo

-     En todas las áreas importantes de nuestra vida, descubrir qué 20 % del esfuerzo puede conducir al 80 % de los resultados.

El autor aconseja también:

-     Perseguir la excelencia en unos pocos ámbitos, en lugar de un buen rendimiento en varios

-     Delegar o “externalizar” en la medida de lo posible todas aquellas tareas tediosas o rutinarias, que no nos aportan gran cosa y procurar hacer únicamente aquello que hacemos mejor y con lo que disfrutamos más

Pregunta de evaluación: ¿cuál es el 20 % esencial de esa entrada de blog que acabas de leer? Fíjate que del 20 % que sale siempre puedes extraer nuevamente el 20 % más valioso y así sucesivamente hasta el infinito. De esta manera, podríamos llegar a resumir el Quijote en una sola frase (pero tampoco hay que pasarse, ¿verdad?)


No hay comentarios:

Publicar un comentario