domingo, 26 de agosto de 2012

Vivir sin jefe


Vivir sin jefe, es decir, crear tu propio puesto de trabajo puede ser una alternativa a la actual situación laboral. Un ingrediente importante para el éxito en esta empresa es hacer algo que te guste, que te apasione, no cualquier cosa sólo para sobrevivir. La motivación para la tarea en sí, y no únicamente para obtener dinero y pagar facturas, tiene que ser el combustible que te permita recorrer el camino para llegar a la meta. El camino puede ser largo, plagado de obstáculos (o no) pero si es un “camino con corazón”, como decía Castaneda, habrá valido la pena.

Trabajar en algo que te guste, además, es como no trabajar, mejor aún, como estar siempre dedicado/a a tus hobbies, ¡y obtener dinero con ello! Es no estar pendiente de si es lunes o viernes, de si las vacaciones de verano se acaban o empiezan, de si son las siete de la mañana o las cinco de la tarde, etc. Es poder terminar con esa odiosa “esquizofrenia” entre trabajo y ocio, y fundirlos en uno solo. ¿Difícil? Tal vez, pero no imposible. Hay muchas personas que lo consiguen, ¿por qué no puedes ser tú una de ellas?

Sergio Fernández nos lo cuenta en esa entrevista publicada en youtube:


No hay comentarios:

Publicar un comentario