jueves, 29 de marzo de 2012

Inspirarnos en los grandes: "Ésa tierra es mía"


Decía en otra entrada de este blog (à 10/12/11) que aprender de aquellos que dieron (o dan) ejemplo, subirnos a los hombros de esos “gigantes”y vislumbrar el horizonte que hay más allá del espacio limitado que habitamos, saber de hombres y mujeres que lucharon –algunos duramente- en diferentes campos y momentos de la historia para que todos tuviéramos una vida más digna y fuéramos un poquito más humanos, escuchar sus valiosos mensajes, sentir y emocionarnos con ellos a través de los testimonios que nos han dejado en sus libros, en sus películas, en sus canciones, en sus obras, etc. aparte de ser una excelente manera de crecer y enriquecernos como personas, puede constituir también un antidepresivo natural más potente que el Prozac y otros sucedáneos.

En aquella ocasión, inserté un fragmento de “El gran dictador” de Chaplin. Hoy quiero compartir con vosotros unas secuencias memorables de la película de Jean Renoir “Ésa tierra es mía”:

Sobran los comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario