lunes, 28 de noviembre de 2011

No es suficiente con tener pensamientos positivos

   Para quienes hablan sobre la motivación, el pensamiento positivo es la clave para disfrutar del éxito y de la felicidad en esta vida. Pero, el optimismo y el pensamiento positivo por sí solos, si no van acompañados del esfuerzo y del trabajo duro, del conocimiento y de una cierta dosis de realismo, no aumentarán significativamente nuestro nivel de bienestar personal. Es más, puede que incluso sean perjudiciales: tener una confianza exagerada en nuestra capacidad para conseguir algo puede ser igual de negativo o más que creer que nunca seremos capaces de conseguirlo.  Creer que todo es posible sólo con desearlo es una fantasía de omnipotencia que no nos ayuda más de lo que puede ayudarnos creer, por ejemplo, que hay un Dios todopoderoso que vela por todos nosotros o un/a príncipe azul/princesa dormida que algún día vendrá a nuestro encuentro y nos colmará de felicidad. El verdadero éxito no consiste en creer indiscriminadamente en nuestras capacidades o en la “bondad” del universo sino en jugar lo mejor posible con las cartas que nos han tocado, en intentar hacer lo mejor con lo que tenemos sin victimismos ni megalomanías.

2 comentarios:

  1. COMO DE SARROLLAR INTELIGENCA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA


    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.


    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar
  2. COMO DE SARROLLAR INTELIGENCA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA


    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.


    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar