jueves, 19 de enero de 2012

Comprender la crisis, comprender el mundo en que nos ha tocado vivir

Vivimos momentos de crisis, momentos de extrema dureza sobre todo para los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Todos somos conscientes de ello y, sin embargo muchos de nosotros, nos encontramos desorientados, sin saber qué hacer, hacia donde mirar para hallar alguna esperanza, alguna luz al final de ese túnel. Los telediarios nos machacan cada día con la amenaza de nuevos recortes, de nuevos ajustes, otra reforma laboral... Los políticos, los banqueros y los responsables de las grandes instituciones “democráticas”, es decir, aquellos que detentan el poder en el mundo nos dicen que no hay otra salida, y que de no admitirlo, iremos rodando hacia el precipicio. Con todo, la sombra de una recesión de consecuencias todavía peores está ahí acechando, nos dicen. Y, en el mejor de los casos, la creación de empleo todavía tardará: en el 2012 no se notarán grandes cambios en ese sentido, parece.

¿Qué podemos hacer? Sinceramente, no lo sé pero sí creo que un primer paso importante sería hacer un esfuerzo entre todos para ir un poco más allá de los mensajes uniformizantes y conformistas con que nos están bombardeando a diario en la tele y en los periódicos e intentar, considerar otras explicaciones y opciones alternativas aparte de las que nos da la “versión oficial”. Por ejemplo, tal vez tendríamos que revisar si de verdad estamos viviendo en una democracia o si nos hemos convertido más bien en una plutocracia (según la wikipedia, sistema de gobierno en el que el poder lo ostentan quienes poseen las fuentes de riqueza), o si los valores del libre mercado, tal como se practican en la actualidad, son realmente compatibles con otros valores como la justicia social, por ejemplo.

Existe mucha información alternativa que podríamos revisar, que afortunadamente no está censurada y circula libremente por ahí: para tener un punto de vista más amplio acerca de lo que ocurre en el mundo en que vivimos, para intentar ser mejores personas, más conscientes, más responsables, más libres… Bueno, a mí me encanta el cine y, por ello, a los/as que estéis interesados/as me tomo la libertad de recomendaros algunas películas para “hacer boca”:

-      El gran dictador (de Chaplin). Un clásico que no ha perdido actualidad (ver otra entrada anterior de este blog: “inspirarnos en los grandes”)

-      Inside job (C. Fergusson)

-      La doctrina del shock (por cierto, la pasaron en TV 2 la semana pasada) (basada en el libro de Naomi Klein con el mismo título):

-      El capitalismo, una historia de amor (Michael Moore)

-      Margin call (J. C. Chandor)

-      Sicko (Michael Moore)

Y también, algún blog como:

-      Ganas de escribir à http://www.juantorreslopez.com/

-      El periscopio à http://rosamariaartal.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario